sebacarde

sebacarde en Clapps 20 de Noviembre de 2017

Reescribiendo la escritura financiera


El presente no tiene ritmo.

Un alumno me pregunta: ¿Por qué dicen que la deuda es mala?

Un profesor colega me pregunta: ¿Cuantos alumnos aprobaron el examen?

Un cliente me pregunta: ¿Por qué sale mas caro si te pago después?

En mis años en el mercado laboral nunca dejé de escuchar preguntas que como persona de negocios me generan dudas de como construimos lo que conocemos. 

¿Como se pasa de un estado de menor conocimiento a uno de mayor?
Esa pregunta realizaba Piaget a la hora de construir la escuela de Psicología Genética, pero ¿por que nos cabe esta pregunta a nosotros, personas de negocios? La respuesta es invisible a los ojos (parafraseando a Saint-Exupéry) pero clara ante quienes estamos en la búsqueda de la innovación. La duda (como entidad en sí misma) se nos presenta como el eje principal para romper los paradigmas actuales, impulsando un salto en el conocimiento. 

Primera duda ¿Que sabemos que no sabemos?

Más de una vez tuve la discusión si lo cognoscible es equivalente a la totalidad de las cosas, pero nos es irrelevante en este momento. Por oposición la capacidad de conocer la falta es una virtud que nos permite acceder a la duda. Se vuelve necesario entonces que para poder mejorar nuestras capacidades como profesionales dudemos de lo que sabemos, pero mucho mas dudemos de que no sabemos. 

Segunda duda ¿Por qué no lo sabemos?

La construcción del conocimiento en la actualidad es conocida como educación. Pero las crisis en que la educación se encuentra en los últimos años y la falta de capacidad que tiene  para afrontar un mercado laboral rápidamente en transformación nos da pie a pensar que estamos ante la necesidad de nuevos paradigmas. 

Tercera duda ¿Por qué debemos responder?

¿Podemos sobrevivir ante la duda? ¿somos capaces de soportar el estruendoso silencio de la pregunta abierta no contestada? 

Todas estas dudas nos permiten adentrarnos en algunas nociones.

Hoy en argentina no poseemos el conocimiento, las herramientas para adquirirlos o la tolerancia ante la falta del mismo. 

Las finanzas no son extrañas a este proceso y la falta de educación financiera da por resultado alumnos sin capacitación, profesores sin propósito, clientes sin reloj financiero y proveedores de contado. 

Invito al lector a dejar sus dudas. No las contestaremos, solo las apreciaremos, las cultivaremos para destruir las respuestas que no nos sirven.

S. 

finanzas
opinión
Economía
Educación
filosofia

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • BigBlue BigBlue 26 Nov. 2017 18:48

    Cuestionarse es sano, pero esta claro en mi que ya no pretendo saber lo que no se, y hay mucho alrededor de lo que no tengo control y nunca sabré, pero aprendí a aceptarlo, o mejor dicho, estoy aprendiendo, jajaja

  • Guillermo Guillermo 26 Nov. 2017 15:24

    Alguien en el MUNDO tiene las respuestas? estamos en continuo movimiento, asi como la naturaleza, por lo que simplemente creo, que esta bueno generar la duda permanentemente, y usarla como motor de conocimiento.